I only want a little

domingo, 9 de octubre de 2011

nº twelve

Me arrepiento del tiempo en que fui buena,
viviendo sin gozar el prodigioso
fulgor del mal, quebrando mi destino.
Y ahora que su goce me envenena,
¿cómo negarse, si es tan delicioso,
o cómo retornar al buen camino?

Carmen Jodra Davó

Fotografía: Annette Pehrsson




A veces, como por error, en el Océano aparecen faros fantasmas. Son como esos espejismos del desierto. Una vez vi uno. El combustible de mi barco casi se había agotado pero cambié el rumbo y navegué en su dirección. 

La luz permaneció, a veces más fuerte, otras demasiado tenue. Hice un gran esfuerzo para llegar allí y entonces se apagó. Esperé largo tiempo, con la esperanza de que volviese a encenderse pero... 

Tiempo después se produjo este naufragio. Tuve que abandonar el barco para evitar quedarme anclada y comencé a sumergirme desnuda intentando encontrar el camino de regreso a casa. No está siendo fácil. 

De vez en cuando emerjo a la superficie, giro la cabeza y vuelvo a mirar esa luz que ahora se confunde con las sombras en el horizonte. No he dejado de enviar botellas allí, con la esperanza de que el farero regrese. Esta es la última que me queda. 

Doce intentos fallidos de alejarme de ti. Doce despedidas idénticas que realmente no hacían falta porque tú ya te habías ido. No sé exactamente en qué momento lo hiciste, pero ese adiós no pronunciado fue el definitivo. El de verdad. Ese que no permite regresar. 

Esta puede que no sea la mejor de las botellas, la más especial o elocuente. La he estado reservando para poder escribir otras palabras pero da igual lo que escriba, los fantasmas no saben leer. Con todas ellas he querido negar lo evidente, que me importas mucho más de lo que deberías, aunque parezca ilógico, ingenuo e imprudente.

Si alguna vez por un error de las olas recibes alguna botella, intenta leer entre líneas. Eso que realmente quiero decirte pero no me atrevo a pronunciar, está dentro de cada una de ellas. 

Hasta siempre.


Pd.- A veces son necesarios los puntos finales para poder continuar.


Noelia

18 comentarios:

E dijo...

curiosa PD

Tracy dijo...

me encantaría encontrar tus botellas, pero me conformo con leerte en el blog.

Noelia Palma dijo...

Noe: dicen que las despedidas son una excusa para volver a encontrarse... no sé si será verdad, pero tengo mis dudas,
un abrazo nena!

Norma dijo...

... y todo resumido en una Pd...
Beso

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

¡Qué desperdicio de botellas! Y solo hemos conseguido contaminar el mar!!! Anda que sí, y todo por un amor no correspondido, perdido, fallido, dolido... Pues ya me dirás qué hacemos ahora, si de verdad va a ser un punto y final, porque yo soy monótona y lo de los puntos finales lo llevo fatal... Será que en el fondo me refugio en la botella. Bss...

Katy dijo...

El camino a casa siempre resulta complicado cuando se ha olfateado la libertad. Pero cuando llegas te sientes liberada. Deja la mar que haga su trabajo, igual las botellas nunca llegaran a buen puerto.
Bss

rombo dijo...

Genial texto, sublime. Pero el resumen de la Pd, es INSUPERABLE.
Suerte.



(quiero mas)

Mónica dijo...

...intenta leer entre líneas...

tina dijo...

Ufff to también encontré un faro fantasma que no leía entre líneas, más bien, leía palabras sueltas. Me arrepiento de no haber sido mala.

tina dijo...

la PD!!! brutal, siempre continuamos, caminando, a poder ser hacia delante.

Vera E. dijo...

...En la nevera siempre suele haber alguna botella, y si no, en mercadona. También se pueden reutilizar las que tiran en alta mar y que las olas devuelven a la playa. Tal vez recibas alguna de las que enviaste, o existan las gaviotas mensajeras...

BsoT.

P.d. Lo peor es cuando al punto final de los finales
no le siguen dos puntos suspensivos…

BO dijo...

El punto y final es como una señal de tráfico,indicativa, orientativa, mientras no pase a ser un actitud porque de nada valen si el que lee no entiende que NO es NO y Sí, SÍ y el que escribe juega al despiste. Besos¡

...botella nº 3... dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=ZDVp3iT0M2Y

Houellebecq dijo...

Está claro que te está costando mucho superar este naufragio. Pero al final se sale a flote y se encuentra otro barco. Aunque ahora sólo quieres regresar al mismo (y nada impide que no regreses). Nada está acabado del todo hasta que no mueres. Tú tienes esperanza. Todo un montón de esfuerzo dedicado a eso que has elegido amar (o te ha elegido para que lo ames). Las siguientes botellas y aún las pasadas me permitirán apreciar mejor la historia.

TORO SALVAJE dijo...

La razón no tiene nada que hacer cuando mandan los sentimientos.

Besos.

DANI dijo...

Lo importante es que haya aprendido a no ahogarte en tanto mar.

Besazos enormes

Vatra dijo...

La sirena de la niebla. Deberías leerlo.

guille dijo...

Este mensaje es tan bueno que habrá que leer los once anteriores.

La frase final es genial.
Y la verdad verdadera.

¿Por qué nos cuesta tanto librarnos de quién no nos valora?

Ya sabes; no coloques como esencial a quién te trata como accesorio.