I only want a little

miércoles, 5 de octubre de 2011

salitre

Cuando el reloj marca la una
los esqueletos salen de su tumba.

Canción infantil


Fotografía: Danilo Martinis


He soñado con ella. Etérea.
La vi a través del cristal.Humana.
Pataleaba en el sofá, como una fiera rabiosa. Desesperada.
Se llevó las dos manos al cuello. Apretó.
Después se arañó el cuerpo mientras sus lágrimas se mezclaban con la sangre que emanaba de su nariz.
La observé indolente. Esperando su final.
No sé el tiempo que nos mantuvimos así los dos.
Ella, agonizando.
Yo, impasible ante su dolor.
Cogió dos cojines.
Inhaló el último aliento y los apretó contra su cara.
Pasaron unos segundos. Su cuerpo dejó de moverse.
Sonreí.
Pasaron unos segundos más. Una pierna se movió.
Seguía viva.
Dejé de sonreír, decepcionado.
La próxima vez, me dije.

Noelia

4 comentarios:

Citu dijo...

A veces la soledad y la tristeza te marcan. Muy profundo.

Norma Desmond dijo...

Oh. Desgarrador.
Beso

Vera E. dijo...

Sospecho que la próxima vez acabarán del mismo modo; sobrevivirá a ella misma, y él, a sus decepciones.

BsoT.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

¡Qué mala son las narices ataponadas, pero qué malas... menos mal que puede respirar por la boca o por la agallas aquí en tu pecera... Bss...