I only want a little

jueves, 10 de mayo de 2012

Despertad, ángeles del infierno

Es una pena que en esta sociedad 
las personas se comporten como críos 
más para lo malo que para lo bueno.

Antonio Izquierdo


SINOPSIS:

Ambientada en el presente, la historia arranca con la violenta muerte de la víctima 42 de Justicia Divina, nombre popular de quien está sembrando el país de cadáveres de violadores y pederastas. Asesinados de las formas más terribles, son marcados como reses por su verdugo, que días más tarde entrega las pruebas de sus delitos a la policía. Pasado más de un año de la primera muerte, nada indica que vayan a acabar. De forma paralela a tales sucesos, discurre la vida de los protagonistas de la historia entre amores y desamores. Los fuertes lazos de amistad entre ellos marcarán su destino.



Nunca se me dieron bien los comentarios de texto, mucho menos hacer una reseña de un libro. Recuerdo que en COU mi profesora, ante la inminente cercanía de la selectividad me marcaba con bolígrafo rojo las “pautas” a seguir para que saliese algo medio decente. A mí se me hacía aburrido eso de seguir los mismos pasos para hablar de lecturas distintas. Cada libro me inspiraba diversas sensaciones que no se podían contar de la misma manera. Pues eso, como no lo aprendí, dudo mucho que pueda hacer de este post una crítica literaria o algo parecido, así que pido perdón de antemano a su autor por no seguir la línea de reseña de libros que suele leerse en cualquier blog cuya temática sea esa.

El otro día desperté con la noticia del desmantelamiento de una red de pederastas y después de escuchar los detalles, aún hoy sigo me sigo preguntando cómo puede haber personas en el mundo así. Es algo que me exaspera y me hace renegar de mi parte "humana". A veces creo que los animales son mucho mejor personas que nosotros. El tema central del libro, además de la historia entre sus protagonistas, gira en torno a violadores, pederastas y toda esa lacra de la sociedad. Podría hablar sobre la manera en la que está escrito, o sobre la historia de los personajes y la forma de enlazar sus vidas con los acontecimientos que suceden en su entorno, pero la principal reflexión que tuve mientras lo leía fue referente a la justicia. Me preguntaba si realmente estaría bien que las personas “de a pie” nos tomásemos la justicia por nuestra cuenta y aplicásemos el “ojo por ojo y diente por diente”. ¿Qué nos diferenciaría de esos monstruos que cometen tales barbaridades? Y por otro lado, ¿por qué hay tanta libertad para delinquir? ¿No será que la justicia está hecha para beneficiar a los maltratadores, asesinos, pederastas, violadores…? ¿Sería necesario tal vez aplicar esa “Justicia Divina” y exterminarlos a todos? Si continuase hablando sobre este tema, tendría que citar cosas de la historia y no quisiera desentrañar más de ella por si alguien la quiere leer.

Me gustaría poder poner el enlace del blog del libro pero hace semanas que el autor lo cerró y llevo esperando desde entonces para escribir sobre él, con la esperanza de que abriese las puertas o indicase un lugar nuevo al que dirigirnos para saber más de él y de lo que escribe. En vista de que no lo hace, he decidido enviarle desde aquí mi más sincera enhorabuena por haber podido trasladar ese sueño de todo escritor a un libro, nada fácil en estos días. 

Si algún día te dejas caer por aquí y lees estas palabras, decirte que te animo a seguir escribiendo, que sé que no es fácil y que se producen "bajones". Sobre todo cuando has puesto demasiadas expectativas y ves que no todas se cumplen. Pero nunca olvides, pese a las críticas que recibas, que cada uno ha de contar la vida a su manera y perseguir sus propias metas. Eso es precisamente lo que nos diferencia unos de otros y aporta "color" a la vida. Cada uno nos expresamos de forma distinta y todas esas “maneras de hacerlo” son válidas, no hay unas mejores que otras, solo dependen de quien mira y en este caso de quien lee. 

A los demás os animo a invertir en el sueño de este autor novel y disfrutar de “Despertad, ángeles del infierno”.



5 comentarios:

Sergio dijo...

Pues sí que desanima escribir algo que cuesta tantas horas y tiempo y esfuerzo y que luego no llegue dónde tiene que llegar ni puedas vivir de eso. Actualmente sigo escribiendo y dedicando esfuerzos que iran al mismo sitio en libros que leeré solo yo. El desánimo puede llegar pero mejor no tener muchas espectativas. Tu comentario de texto no será el tìpico pero precisamente por eso tiene un valor extra, el de la originalidad. Y expresa perfectamente lo que quiere expresar.

eva dijo...

Gracias Sergio por comentar y regresar siempre a este lugar. Me alegra mucho abrir el blog y encontrar algún comentario tuyo, lo digo de verdad.
Y respecto a lo que escribes: comparte, comparte, comparte... :-)
Yo quiero leer uno de esos libros tuyos, así que si no los publicas, se aceptan envíos por email. ;-)

MEME dijo...

No puedo con esos temas, me hierve la sangre :(
Bss y feliz finde Eva

Zarzal B1 dijo...

He encontrado tu entrada buscando qué podía haber por la red sobre mi libro (en un momento de terrible aburrimiento, lo admito), y mira por dónde me llevo una sorpresa inesperada. ¿Llego tarde para darte las gracias? Espero que no.

Que sigas publicando es además una grata noticia. Me alegro por ello.

Saludos

Noelia dijo...

Hola Anto, dicen que nunca es tarde si la dicha es buena.
Me alegra saber de ti, parecía que te había tragado la tierra.
Espero que en algún sitio sigas escribiendo y espero poder leer la segunda parte.

Saludos